Trilogía de coches y estrellas

¿Se puede empezar un film de forma más vacilona?, probablemente sí, pero vas a necesitar algo mejor que un Lamborghini Countach. Un entrañable click para los primeros minutos de Cannonball Run (1981), Cannonball Run II (1984) y Cannonball Run III (1989).